¿ES TIEMPO DE BUZONEO?

slide-7-2

Muchos de vosotros cuando habéis elaborado vuestro presupuesto de marketing y os decidís a lanzar una campaña publicitaria a la calle os preguntáis (y me incluyo en ese grupo) si es el mejor momento. Desde nuestra experiencia cualquier momento y época del año son buenos… sí, pero depende de para qué. Pongamos un ejemplo, una campaña de buzoneo o de street marketing en época navideña para una perfumería es genial, pero para una empresa de toldos está claro que no.

Lo deprimente, indignante… y según lo pensamos peor nos ponemos… es el hecho de que una empresa que se supone que es especialista o profesional en su materia aconseje a sus “queridos” clientes y les ofrezca servicios que no son idóneos para ellos en épocas determinadas o, simplemente, que no son aptos para ellos y, por tanto, es mejor que busquen otras vías. Desgraciadamente hoy en día todos sabemos de todo y nadie sabe de nada (esto va por muchos… no por todos).

Al igual que en otros sectores, esto mismo pasa en el buzoneo: la mayoría de las empresas de marketing directo no se paran a aconsejar a sus clientes o a estudiar sus necesidades ni los objetivos que pretenden conseguir con esa campaña de buzoneo, cartelería, parabriseo… Es mas fácil vender y meter todo lo que se pueda en el presupuesto, para al final conseguir los mismos resultados que si hubiésemos hecho un estudio previo con el que minimizar los gastos de nuestro cliente, lo que le permitiría que en unos meses volviera a desarrollar otra campaña del mismo tipo.

Hoy por hoy cuesta entender que lo más importante no es vender a diestro y siniestro, sino mantener al cliente, mimarlo, aconsejarlo y llevarlo por el buen camino para que consiga sus objetivos con el menor desembolso posible. Esto es ser profesional.

Cada sector tiene su momento de buzoneo, sus meses, sus quincenas, sus días… Cada empresa, dependiendo del tipo de producto o servicio que ofrezca, tiene su espacio de promoción. Y eso las empresas de marketing directo lo saben, las empresas profesionales, legales y, lo más importante, con escrúpulos.

Para que un buzoneo sea efectivo hay que estudiarlo, segmentarlo, analizarlo, valorar resultados y saber qué queremos conseguir en cada momento con este servicio, ya que podemos querer vender más, atraer más público a nuestro negocio, dar a conocer nuestra web o, simplemente, resaltar algo muy importante para destacar sobre la competencia.